Las recientes caídas en las bolsas mundiales está provocando un cambio importante en el sentimiento de los inversores. Esto se ve reflejado en el ya comentado anteriormente indicador Ratio Put/Call, que ayer alcanzó niveles de 1,53 no vistos desde Septiembre del 2008 en plena caída de Lehman Brothers en donde dicho indicador llego a tocar los 1,52.

Un nivel de 1,53 representa que por cada dos Call que son compradas en el mercado (lo que sería una posición alcista) existen algo más de 3 Puts compradas (lo que sería una posición bajista o de cobertura). Es decir, ahora mismo tenemos un 50% más de posiciones bajistas o cobertura que de posiciones alcistas en el mercado de opciones americano.

Este miedo creciente puede provocar una cambio en la forma de actual de los bancos centrales, que pierdan su fe en la recuperación de la economía y muestren un escepticismo, como se vio ayer en las declaraciones de John Williams (de la Fed de San Francisco) que dijo que “estaría dispuesto a abrir un nuevo programa de compra de activos si la inflación no mantuviese una clara tendencia alcista que le permitiese llegar a los objetivos del U.S. Central Bank” (citado por Reuters).

Mirando un poco más de cerca a los índices de los mercados bursátiles, los mínimos alcanzados en esta semana pueden ser un buen nivel a vigilar si se produjera un cierre por debajo de los mismos. Es decir, estaríamos hablando de los 2940 puntos del Eurostoxx 50 y de los 1870 del SP500.

Estemos atentos.