Recientemente he leido un artículo muy interesante en relación a la irracionalidad de los inversores a la hora de invertir de determinados fondos de inversión que se suponen que proporcionan una rentabilidad por encima del mercado al que están referenciados debido a una gestión activa por parte del gestor del fondo (ReSolve AM).

El inversor medio tiene a invertir el 66% de su cartera en fondos de gestión activa que tienen como benchmark indices tradicionales de renta variable o renta fija (según reciente informe de Blackrock); y la comisión media que cobran estos fondos es del 1.33% si lo ponderamos por activos bajo gestión. Sin embargo, si quieres invertir en renta variable americana tienes el Vanguard VTI ETF por tan sólo 0.05% de coste anual; si por el contrario quieres renta fija diversificada internacional tienes el Vanguard BNDX por tan sólo 0.15% anual.

¿Por que invertimos entonces en dichos fondos si con un coste casi 10 veces superior a otras alternativas? Pues supongo que por las expectativas de una mayor rentabilidad que el mercado y porque asumimos que un 1.33% de media de comisión anual no es mucho para una rentabilidad esperada muy superior.

Pero hagamos números: imaginemos que estamos invertido en un fondo de renta variable europea que que cobra una comisión anual del 1%, dado que el benchmark del fondo es el índice europeo Eurostoxx 50 asumimos que el fondo debe de tener una Beta de 1 con respecto a dicho índice, vamos a asumir que el índice consigue una rentabilidad del 9% en el año y el gestor consigue su objetivo de hacerlo mejor que el índice con una rentabilidad del fondo del 10%.

Bajo estas premisas, ¿que piensa el inversor? Pues que el gestor lo ha hecho bien al conseguir una rentabilidad bruto del 11% para cobrarse su 1% y dejarle al inversor una rentabilidad neta al final del 10%, con lo que ha batido al índice y tan sólo ha pagado un 9% del beneficio al gestor del fondo (1/11= 9.09% del beneficio en costes). No es muy caro, pagarle a alguien un 9% de todo el beneficio que me haga ganar me parece incluso razonable, el knowhow de toda persona tiene que tener un precio.

Pero el problema es que el inversor no ha hecho los números correctamente: es verdad que he conseguido batir al mercado…¿pero con que coste? Hagamos los cálculos correctamente:

  • La rentabilidad del fondo fue del 11% frente al índice que consiguió un 9%.
  • Dado que la Beta del fondo es 1, en realidad un 9% de rentabilidad le viene al fondo por su exposición al mercado de renta variable europea: E(R.fondo)=Beta x R.indice + Alfa del gestor
  • Entonces el alfa del gestor o rentabilidad adicional que ha aportado al fondo en este caso es del 2%. Y de ese 2% adicional que me ha dado el gestor le hemos pagado un 1% en commisión.
  • En realidad, el fondo nos está cobrando un 50% del beneficio que nos da adicional en relación al mercado.

Esto sería aceptable si todos los años consiguiese batir al mercado en más de ese 1% que me cobra por su gestión, pero el problema es que tan solo un 10% de los fondos han batido a su índice de referencia en España en los ultimos 10 años según un estudio del la Universidad del Pais Vasco e Indexa Capital; y conforme alarguemos el plazo ese porcentaje irá disminuyendo con casi total seguridad.

Por lo tanto, o bien nos vamos a fondos indexados y baratos, o buscamos modelos de gestión como el GTAA que se aplica, por ejemplo, en el fondo de Renta 4 Ohana Global Markets, con una gestión menos activa, una beta menor con la cartera global de mercado y unas comisiones reales mucho más ajustadas.