Acabo de terminar de leer el informe anual que publica Bain & Company en relación a la evolución del Private Equity en 2017 y las perspectivas del sector para este año 2018. Aquí lo podéis descargar, pero os resumo brevemente los principales puntos que más me han llamado la atención y resaltaría a la hora de tomar cualquier decisión en materia de inversión en este sector:

  • Las firmas de PE han cerrado en 2017 su mejor racha de cinco años seguidos en lo que a captación de fondos se refiere. Esto me hace pensar en la enorme liquidez que hay disponible por parte de las firmas de PE y que urgentemente necesitan invertir para mantener los retornos esperados.
  • Incluyendo adquisiciones por parte de las empresas adquiridas, el valor de las transacciones en Buyout creció un 19% en el 2017, sin embargo, el número de transacciones quedó prácticamente sin cambios con respecto al 2016. Esto implica que las transacciones que se cerraron en el 2017 se hicieron a unos precios mayores a las transacciones del año anterior.
  • La media del múltiplo de deuda con respecto a EBITDA se esta acercando al peligroso nivel de 6x, nivel que es muy vigilado por las grandes instituciones como un nivel peligroso de sobrepasar.
  • El multiplicador medio de EBITDA que se ha pagado en el 2017 está en máximos históricos, en niveles de 11,2x en el caso de USA. Esto implica que parte del beneficio de salida de estos PE se ve en serio peligro ya que cada vez es más difícil justificar que venderá la compañía a un múltiplo superior al comprado.
  • El numero de firmas de PE continua creciendo cada año y alcanza actualmente el número de 7775 firmas de PE.

Con todo esto, y esto es sólo mi opinión, creo que estamos viendo un principio de burbuja en el sector del PE. Más cuando cada vez veo más inversores minoristas destinar cada vez más porcentaje de su patrimonio a inversiones de PE ante la falta de alternativas de inversión en lo que antes destinaban a renta fija.

Con todo, el informe también ve algunas luces u oportunidades:

  • El mercado secundario de PE cada vez cuenta con más operaciones y permite alargar la vida de una compañía dentro de una visión inversora de largo plazo.
  • Dado los multiplos pagados en el mercado de PE, cada vez más empresas cotizadas son atractivas de ser privatizadas a esos precios.
  • Debido a la abundancia de liquidez en las grandes firmas de PE para invertir, éstas cada vez más se centran en operaciones de gran tamaño. Esto deja un nicho a explotar en el mercado de PE de pequeñas compañías que se suelen vender a menores precios.
  • Cada vez son más las firmas de PE que están alargando los períodos de vida de sus fondos con el animo de poder gestionar mejor sus inversiones y no estar restringidos a tener que vender la compañía adquirida en 3-5 años. con esto consiguen aumentar los múltiplos de la inversión al reinvertir su capital en lugar de distribuirlo entre los accionistas.