Numerosas son las estrategias de trading que prometen importantes rentabilidades a los resultados de una optimización en el pasado. El problema es que muchas de ellas no tienen en cuenta los costes asociados al trading. Y es aquí donde los resultados pueden variar radicalmente.